Log in Subscribe

Iglesia de California se asocia con iglesia peruana en esfuerzos de multiplicación

Posted

LIMA, Perú (BP) – Una asociación continua entre la Primera Iglesia Bautista de Hesperia, California, y Morado de Dios en Lima, Perú, ha sido una bendición para ambas iglesias, dijo el pastor de la Primera Iglesia Bautista, Richard Spring.

El viaje más reciente de First Baptist a Perú resultó en 102 salvaciones.

Spring dijo que su congregación ha estado viajando a trabajar en Perú durante muchos años, pero solo ha visitado la ciudad capital de Lima durante los últimos cinco.

La pandemia del COVID-19 puso freno a los viajes, y también arrasó Lima. Spring dijo que durante el primer viaje de la iglesia al país después de la pandemia este verano, pudo sentir la gran necesidad.

“No hablé con una sola persona que no haya perdido a alguien a quien amaba mucho. Una madre, un padre, un hermano, una hermana o un hijo”, dijo.

“Use COVID como una forma de hacer una conexión y preguntarles cómo los afectó a ellos y a su familia. Nos enfocamos en conversaciones, no en debates religiosos, sino en si una persona tiene una relación con Jesús y si le gustaría tener una”.

Durante el viaje, First Baptist trabajó con una de las iglesias con las que se ha asociado anteriormente. Los grupos combinados sirvieron, compartieron el Evangelio e invitaron a la gente al servicio de adoración de la iglesia local. El objetivo de cada viaje es que la iglesia local tome la iniciativa y conecte a quienes toman decisiones con los creyentes de su propia comunidad.

“No queremos hacer nada donde simplemente venimos y luego dejamos las iglesias sin nada o las abandonamos”, dijo Spring.

“Los lugareños son con quienes pueden conectarse acerca de la iglesia y el crecimiento espiritual. Les dejamos compartir muchas veces. Para nosotros, se trata tanto de enseñar a aquellos en las iglesias peruanas a compartir el Evangelio como de que nosotros compartamos el Evangelio”.

Después de hacer viajes a varias áreas de Perú durante años, Spring dijo que la iglesia quería expandir su ministerio a la ciudad capital, por lo que contactó a una pareja misionera de la Junta de Misiones Internacionales (IMB, por sus siglas en inglés) estacionada en Lima. Los misioneros habían servido una vez en Venezuela y sabían de un plantador de iglesias llamado Ariste Pérez, que había huido de Venezuela, junto con su esposa Marylin, y ahora estaba ministrando y trabajando con el pastor Pepe López en Morada de Dios, en Lima.

López había sido mentor de Pérez, y los dos se dieron cuenta de que compartían una gran pasión por la multiplicación. Juntos desarrollaron la meta de plantar 20 iglesias en Lima desde Morada de Dios.

Después de hacer la conexión a través de los misioneros, First Baptist comenzó a asociarse con Morada de Dios, realizando viajes que incluían capacitación en evangelismo, tiempos de adoración y proyectos de servicio.

Spring dijo que la iglesia ha organizado cinco viajes diferentes con alrededor de ocho personas cada vez, y durante cada uno, personas en Lima han tomado decisiones por Cristo.

“La gente de Morada son hermanos y hermanas en Cristo y familia”, dijo Spring. “Los considero parte de mi iglesia, al igual que ellos me consideran parte de su iglesia. Pepe y Ariste son buenos amigos y siempre nos mantenemos conectados. Así es como se supone que debe ser. Perú realmente me ha alimentado personalmente en mi camino con Cristo, y amo a las personas con las que puedo servir”.

A la fecha, Morada de Dios ha plantado tres iglesias – en San Juan de Lurigancho, Magdalena del Mar y Plaza San Martín. En el viaje de este verano, First Baptist trabajó con miembros de la iglesia en Magdalena del Mar, y el equipo vio más de 100 decisiones por Cristo.

Spring, quien sirve en el Comité Ejecutivo de la Convención Bautista del Sur (SBC, por sus siglas en inglés) y fue elegido presidente del Comité de Misiones y Ministerio en la reunión del comité de junio, dijo que lo que First Baptist está haciendo es simplemente cumplir con la misma Gran Comisión, tal como todas las iglesias bautistas del sur están llamadas a hacer.

“Desde la perspectiva de la iglesia, se supone que debes hacer tu parte en el cumplimiento de la Gran Comisión”, dijo.

“Perú es un lugar que Dios ha puesto en nuestro corazón para ir. Es una medida de discipulado cuando las personas están dispuestas a ir, y no hay nada mejor para ayudarte a crecer espiritualmente que ir. Te acerca a Dios y a tu iglesia."

“Cualquier iglesia puede hacer esto, y como pastor, la mayor alegría que tengo es ver a Dios obrar en las personas que van en los viajes que pastorean de una manera que es más grande que yo. Las iglesias deben orar para que Dios ponga algún área del mundo en su corazón, y luego conectarse con la IMB y ver cómo y cuándo podrían servir allí”.

Comments

No comments on this item Please log in to comment by clicking here