Log in Subscribe

La Palabra es Suficiente

Posted

Por Raudel Santiago

La Biblia es uno de los libros más antiguos que existen. Fue escrita en un período de 1500 años por aproximadamente 40 autores. Fue escrita en idiomas, épocas y culturas completamente diferentes a las nuestras de hoy en día. Al considerar estos factores, ¿podríamos decir entonces que la Biblia, aunque es útil en aspectos morales, es completamente obsoleta en otros temas? La respuesta a esta pregunta es un rotundo NO. Y este no es solo mi criterio, veamos que dice la Palabra acerca de sí misma en relación a su suficiencia para todo aspecto de la vida. En Mateo 4:4 nos encontramos con la respuesta de nuestro Señor al Diablo al tentarle, “No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”. En Hebreos 1:2-3 nos dice que fue por medio del Hijo “por quien asimismo hizo el universo (vv.2); y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, (vv.3)”.

Si la Palabra de Dios es tan vital para todo aspecto de nuestra vida como lo es el alimento para nuestro cuerpo físico, y si es tan poderosa que con solo articularla Dios hizo todo el universo, y de la misma manera sostiene cada molécula de el, ¿por que razón hay tantos pastores y lideres en la Iglesia actual que han ido en búsqueda de técnicas y metodologías creadas por hombres para hacer el trabajo y cumplir los propósitos que Dios les ha dado para Su gloria? Esto lamentablemente ha ocurrido porque hemos dejado de confiar en la suficiencia de las Escrituras y nos hemos apartado de las enseñanzas de sus doctrinas para enfocarnos en “principios prácticos y motivacionales”. Esto no significa que esté negando la presencia y enseñanza de los principios prácticos de la Palabra, lo que sí estoy diciendo es que no podemos de ninguna manera abandonar las doctrinas porque son estas las que verdaderamente alimentan y equipan al creyente, y nos conforman a la semejanza de nuestro Salvador.

Un versículo que afirma claramente la suficiencia de la Palabra es 2 Timoteo 3:16, aquí nos dice que “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,”. Lo primero que nos dice es que Dios es la fuente misma de las Escrituras, es decir, si Dios es perfecto e infalible, la Palabra también lo es (Sal. 19:7) ¿Por qué entonces tendríamos que buscar aportes de hombres con mentes finitas y falibles, no importa cuan lejos hayan llegado en el mundo académico o científico? Lo otro que nos dice es que es útil para enseñar, aquí no se refiere a la enseñanza escolar, se refiere a todo lo que necesitamos aprender para vivir una vida agradable y obediente a Dios dándole el máximo de honra y gloria (2 Ped. 1:3). Lo siguiente que nos dice es que es útil para redargüir, la Biblia nos confronta con todo aquello que se interpone en nuestro caminar con el Señor, ya sea pecado o falsa doctrina. (Pr. 6:23). Después dice que también es útil para corregir, y lo maravilloso de las Escrituras es que no solo nos señala el problema, sino que también nos dice como corregirlo, y lo que antes fue un área de debilidad y constante derrota, ahora es un área de fortaleza y victoria (Sal. 119:9-11, 1 Jn. 1:9). Finalmente nos dice que la Palabra nos instruye en justicia. Es el mensaje de la Palabra de Dios el que nos trae a la fe salvadora (Stg. 1:18). Es también la Palabra la que hace la labor santificadora y transformadora en nosotros preparándonos para “toda buena obra” (2 Tim.3: 17c).

Tenemos un Tesoro Celestial inagotable en nuestras manos, la infalible y perfecta Palabra de Dios, ella es más que suficiente para ayudarnos con cualquier desafío en nuestra vida y ministerio.


Raudel Santiago
Raudel Santiago

Raudel Santiago es el Pastor de la Iglesia Bautista de la Esperanza en Canton.

español, Scripture

Comments

No comments on this item Please log in to comment by clicking here